Skip to main content

Ya hemos visto que la situación ideal en el intestino se llama «simbiosis», biodiversidad adecuada de la microbiota y su equilibrio con nuestro cuerpo.  Para que no se produzca una alteración de la simbiosis del intestino, también llamada disbiosis, existen 4 importantísimos elementos de la interacción entre los humanos y sus microbios, que como veremos, están esencialmente interconectados.

Estos 4 elementos son:

  1. La microbiota
  2. La permeabilidad intestinal
  3. La inflamación
  4. El estrés oxidativo

 

Los 4 elementos en los que se centra Winbiota

Los 4 elementos en los que se centra Winbiota

¿Cuál es su funcionamiento?

La microbiota intestinal

La microbiota puede alterarse de varias maneras. Esta alteración principalmente se manifiesta como una pérdida de diversidad microbiana. Perdemos en nuestro intestino microbios dominantes sanos que son los que aportan beneficios y cierta funciones, frente a microbios subdominantes o ambientales, incluso microbios que pueden llegar a ser dominantes y enviar señales inflamatorias a nuestro intestino, dañar la permeabilidad, etc.

 

La permeabilidad intestinal

El ser humano tiene una sola capa de células humanas en la pared intestinal, que está protegida por una mucosidad que separa al interior del intestino de la sangre que va al resto de los tejidos del organismo. Pero esta única capa tiene que ser realmente hermética, de lo contrario dejará pasar sustancias e incluso, a veces, microbios.

Es por esto que la impermeabilidad intestinal es realmente muy importante. Cuando surgen ciertas alteraciones en el estado de salud, dolor, molestias, etcétera, es muy probable que estén causadas por una permeabilidad intestinal aumentada, lo que significa que habrá un incremento en el flujo del intestino al torrente sanguíneo de moléculas potencialmente dañinas y eso generará muchas reacciones en todos los órganos y sistemas del cuerpo.

 

La inflamación intestinal

En la actualidad, la inflamación intestinal es una respuesta de nuestro sistema inmunitario, de nuestras defensas naturales a una agresión. Siempre que algo va mal, nuestro sistema inmune se pone en alerta y nos proporciona protección. Por ejemplo, cuando padecemos de permeabilidad intestinal aumentada, el flujo del intestino a la sangre provocará una respuesta inflamatoria. Lo que genera una gran cantidad de señales e indicadores en todo el cuerpo frente a la agresión y es estresante para el cuerpo humano y todas sus células.

Incluso es estresante también para el cerebro, donde cada vez que sufrimos una inflamación intestinal, igualmente se refleja, pudiendo tener muchas consecuencias negativas.

 

El estrés oxidativo

Se trata de una consecuencia de la inflamación intestinal. Concretamente cuando hay una inflamación hay gran cantidad de células inflamatorias que vienen y que generan una señal de estrés oxidativo en todo el sistema intestinal y eso es algo que puede expandir por todo el cuerpo.

Realmente ahora consideramos que el estrés oxidativo es esencialmente acortar la vida útil de nuestras células y por lo tanto es una señal de alarma que debemos abordar lo antes posible.

En resumen, lo que sucede es que una inicial alteración de la microbiota generará una elevada permeabilidad del intestino y ésta terminará provocando una inflamación que resultará en un peligroso estrés oxidativo que, a su vez también perjudicará el estado de la microbiota agarbando la situación de disbiosis, a lo que llamamos “círculo vicioso de la disbiosis”.

Por lo tanto, estos cuatro elementos: microbiota, permeabilidad, inflamación y estrés oxidativo, pueden complicarse mutuamente y conducir a una situación en la que esencialmente no hay retorno de enfermedad a un estado saludable, siendo muy complicado volver a la normalidad, especialmente si sólo actuamos sobre los síntomas como la inflamación, en vez de tratar cada uno de los aspectos del círculo vicioso de la disbiosis. La clave está en prevenir y cuidar la microbiota y el ambiente donde vive antes de que aparezcan las complicaciones.

 

Winbiota, tu aliado ideal

Tanto si queremos prevenir, como si queremos recuperar nuestro estado de salud, nuestro mejor aliado será una alimentación saludable y equilibrada junto con un suplemento alimenticio eficaz como WINBIOTA, que gracias a su completa formulación te ayudará a prevenir y tratar afecciones agudas y crónicas relacionadas con la disbiosis, ya que está formada por:

  • Winbiota Powder:  fibras prebióticas seleccionadas cuidadosamente, que sirven de alimento a los microbios del intestino y contribuye a mejorar la biodiversidad de la microbiota. La fibra de Winbiota, al incluir ingredientes como cúrcuma, glutamina, salvado de avena, quercetina y pectina de manzana, entre otras, además de tener acción antioxidante, contribuye a mejorar la permeabilidad intestinal y por lo tanto disminuye la inflamación sistémica.
  • Winbiota Omega 3: Ácidos grasos omega-3 que esencialmente actúan sobre la permeabilidad intestinal, la integridad de la microbiota y el estrés oxidativo, siendo igualmente potentes antioxidantes. Existen dos presentaciones, una con Omega-3 de origen animal, obtenido a partir de aceites de pescado ricos en EPA y DHA como son las sardinas, anchoas y caballa, y otra de origen vegano, obtenido a partir de extractos de microalgas con alto contenido en DHA y EPA, así como aceite de girasol.
  • Probióticos:que actúan en varios niveles, principalmente en la calidad y variedad de la microbiota intestinal, que a su vez influirá de manera positiva en la permeabilidad intestinal, la protección antiinflamatoria y potencialmente también como antioxidante. Están adicionados con ingredientes de origen natural, cuyos efectos específicos se adaptan a las necesidades de cada individuo. Existen 4 variedades:
      • Winbiota Intestinal Comfort: Creado para personas con malestares intestinales como distensión abdominal, indigestión, reflujo, diarrea y/o estreñimiento.

     

      • Winbiota Relax: Creado para las personas a quienes el estrés de su día a día les provoca ansiedad, insomnio, fatiga mental, cansancio, etc.

     

      • Winbiota Energy: Diseñado para personas a quienes les falta energía y siempre le piden un poco más a su día a día.

     

      • Winbiota Balance: Creado para la prevención de afecciones crónicas, al mejorar el tránsito intestinal, fortalecer el sistema inmunitario y mejorar el funcionamiento hepático, entre otros.

Hemos visto que para preservar las funciones esenciales de la simbiosis necesitamos actuar en los diferentes niveles y así, con la ayuda de los combos Winbiota, conseguiremos más fácilmente los mejores resultados.

Winbiota

Deja un Comentario

Abrir chat
¿Tienes alguna duda?
Hola
¿Tienes alguna duda sobre alguno de nuestros productos? ¡Pregúntanos!