Skip to main content

Problemas gastrointestinales, fatiga, problemas en la piel, dolor de cabeza, intolerancia a ciertos alimentos… ¿Sabes que todos estos síntomas podrían tener una causa común? Sí, porque la permeabilidad intestinal puede generar muy diversos problemas en el organismo. ¿Quieres saber qué es y cómo reconocerla? Sigue leyendo que te lo contamos en detalle. 

¿Qué es la permeabilidad intestinal?

La permeabilidad intestinal se refiere a la capacidad de la barrera intestinal para permitir el paso de sustancias a través de ella. La barrera intestinal está formada por células epiteliales y una capa de mucosa que recubre la superficie interna del intestino delgado. 

Normalmente, la barrera intestinal actúa como una barrera selectiva, permitiendo que los nutrientes esenciales se absorban a través de la pared intestinal y lleguen al torrente sanguíneo, mientras que evita que los agentes patógenos, los alérgenos y otros compuestos nocivos entren en el cuerpo.

El intestino permeable se produce cuando hay un aumento en la cantidad de sustancias que pasan a través de la barrera intestinal y entran en el torrente sanguíneo. Esto puede dar lugar a una respuesta inflamatoria, ya que el sistema inmunitario del cuerpo reconoce estas sustancias como extrañas y lanza una respuesta inmunitaria para tratar de eliminarlas. Algunas investigaciones sugieren que este síndrome puede estar asociado con diversas enfermedades crónicas, como enfermedades autoinmunitarias, alergias, enfermedad inflamatoria del intestino y otras.

Síntomas del intestino permeable

El síndrome se manifiesta de diferentes formas, con síntomas que varían de una persona a otra, incluyendo algunos más comunes como:

  • Trastornos gastrointestinales, como dolor abdominal, gases, hinchazón, diarrea o estreñimiento.
  • Fatiga o cansancio crónico.
  • Dolor articular o muscular.
  • Problemas de la piel, como erupciones, acné o psoriasis.
  • Sensibilidad o intolerancia a ciertos alimentos o sustancias, como el gluten o los lácteos.
  • Ansiedad, depresión o problemas de ánimo.
  • Dificultades cognitivas, como falta de concentración, pérdida de memoria o niebla cerebral.
  • Dolor de cabeza o migraña.
  • Alergias o sensibilidad ambiental.
  • Problemas hormonales, como irregularidades menstruales o síntomas de menopausia.

Es importante tener en cuenta que los síntomas de intestino permeable también pueden ser causados por otras condiciones de salud, por lo que es importante consultar a un profesional médico para recibir un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado.

Tratamiento para el intestino permeable

Puede variar según la causa y los síntomas específicos de cada persona. Sin embargo, algunos tratamientos comunes incluyen:

  • Cambios en la dieta: la eliminación de ciertos alimentos que pueden aumentar la inflamación intestinal, como el gluten, los lácteos y el azúcar, puede ayudar a reducir los síntomas.
  • Suplementos nutricionales: los suplementos de nutrientes como la glutamina, los ácidos grasos omega-3, la vitamina D y el probiótico pueden ayudar a mejorar la salud intestinal y reducir la inflamación.
  • Medicamentos: algunos medicamentos, como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los corticosteroides, pueden utilizarse como parte del tratamiento para el intestino permeable, ya que ayudan a reducir la inflamación intestinal.
  • Manejo del estrés: el estrés puede aumentar la inflamación en el intestino, por lo que el manejo del estrés mediante técnicas de meditación, yoga, ejercicios de respiración u otros métodos pueden ser útiles.
  • Tratamiento de enfermedades subyacentes: si el síndrome está asociado con una enfermedad subyacente, como la enfermedad celíaca o la enfermedad inflamatoria intestinal, el tratamiento de la enfermedad puede ayudar a mejorar la salud intestinal.

Otra opción que puede ayudar es la incorporación de productos enfocados a mejorar el tránsito intestinal, fortalecer el sistema inmunitario y mejorar el funcionamiento hepático, como puede ser Balance Combo, nuestro producto. Así pues, es importante destacar que el tratamiento debe ser individualizado y adaptado a las necesidades de cada persona. Es recomendable tener seguimiento con tu gastroenterólogo si sufres de dicha condición.

Y ahora que ya sabes qué es la permeabilidad intestinal y cómo puede afectar a tu salud, ¿a qué esperas para empezar a cuidarla?

Winbiota

Deja un Comentario

Abrir chat
¿Tienes alguna duda?
Hola
¿Tienes alguna duda sobre alguno de nuestros productos? ¡Pregúntanos!