Skip to main content

29El consumo de estos medicamentos es común en el tratamiento de diversas infecciones bacterianas. Sin embargo, no solo atacan a las bacterias perjudiciales, sino que también pueden afectar a la microbiota intestinal beneficiosa. En este contexto, hay microorganismos vivos que emergen como aliados potenciales para preservar el equilibrio de nuestro sistema digestivo. Aquí exploraremos por qué es beneficioso tomar probióticos y antibióticos y cómo estas bacterias beneficiosas pueden contribuir a mantener una flora intestinal saludable.

¿Cómo afectan los antibióticos a la flora intestinal?

Los antibióticos son medicamentos esenciales para combatir infecciones bacterianas, pero su acción no distingue entre bacterias perjudiciales y beneficiosas. Cuando se administran, pueden alterar la microbiota intestinal, reduciendo la diversidad y abundancia de microorganismos beneficiosos que habitan en nuestro tracto digestivo.

La flora (o microbiota intestinal) desempeña un papel crucial en la digestión, la absorción de nutrientes, y el fortalecimiento del sistema inmunológico. Una microbiota intestinal equilibrada también está asociada con un buen estado de ánimo y una función cognitiva óptima. Por lo tanto, mantener una flora intestinal saludable es esencial para nuestra salud y bienestar general.

¿Por qué tomar probióticos con antibióticos?

La administración de antibióticos puede ser importante para combatir infecciones bacterianas serias; sin embargo, esta acción también puede desencadenar un desequilibrio en la flora intestinal.

Este desequilibrio puede reducir la diversidad y la cantidad de bacterias beneficiosas en el intestino, lo cual es esencial para una digestión adecuada, la absorción de nutrientes, y el fortalecimiento del sistema inmunológico. Por lo tanto, surge la necesidad de tomar probióticos para el antibiótico como una estrategia para mitigar los efectos secundarios.

Así pues, los probióticos pueden ayudar a reponer las bacterias beneficiosas que los antibióticos podrían haber eliminado. Además, pueden ayudar a mantener la integridad de la barrera intestinal, lo que a su vez puede prevenir la translocación de bacterias perjudiciales y toxinas al torrente sanguíneo.

Tomar probióticos después de los antibióticos

También es recomendable incorporar probióticos después de antibióticos para ayudar a la flora intestinal a recuperarse de cualquier desequilibrio causado por el tratamiento. Pueden contribuir a repoblar el intestino con microorganismos beneficiosos y promover un ambiente intestinal saludable. Para lograr restablecer la microbiota dañada, se recomienda tomar un probiótico durante al menos de 2 a 3 meses, aunque siempre aconsejamos acudir a un especialista para que te ofrezca las pautas adecuadas a tu caso.

En Winbiota, ofrecemos los mejores probióticos para antibióticos, como Intestinal Comfort Combo, diseñados para apoyar la salud de tu microbiota, ayudando a mantener un equilibrio saludable incluso durante y después de un tratamiento con antibióticos.

Winbiota

Deja un Comentario

Abrir chat
¿Tienes alguna duda?
Hola
¿Tienes alguna duda sobre alguno de nuestros productos? ¡Pregúntanos!